Hacia una construcción más sostenible y colaborativa con ZCP

Te contamos en qué consiste exactamente la innovadora metodología arquitectónica aBACO, desarrollada por la start-up Zero City Project, y en la que se basará el nuevo edificio de oficinas de KÖMMERLING.

aBACO es el nombre que define a un conjunto de métodos que vienen a demostrar que otra arquitectura diferente a la que se ha hecho hasta ahora, mucho más participativa, abierta y, por supuesto, eficiente es posible.

Podemos decir que aBACO se sustenta básicamente sobre tres pilares: la filosofía Lean Construction, la capacidad de gestión del IPD (Integrated Project Delivery de la American Institute of Architects) y la tecnología BIM (Building Information Modeling).

Por supuesto, aBACO está creado y adaptado al contexto normativo europeo, y al español en particular, e incorpora los siguientes conceptos:

1. Del Lean Constrution la filosofía y herramientas de gestión:

  • El respeto mutuo y la confianza de todos los participantes.
  • Beneficio mutuo y recompensa.
  • Innovación y toma de decisiones colaborativa.
  • La participación temprana de los participantes clave.
  • Definición temprana de los objetivos.
  • Planificación intensificada.
  • Comunicación abierta.
  • Tecnología apropiada.
  • Organización y liderazgo.

2. Del IPD:

Es el método para la entrega de proyectos que integra personas, sistemas, estructuras y prácticas empresariales en un proceso que colaborativamente aprovecha el talento y puntos de vista de todos los participantes. De esta manera logra optimizar los resultados del proyecto, aumentar el valor para el cliente, reducir el desperdicio y maximizar la eficiencia en todas las fases de diseño, fabricación y construcción. Todo esto lo hace mediante el uso de los siguientes cinco puntos:

  • Involucración continua del propietario y los principales diseñadores y contratistas.
  • Intereses del negocio alineados a través del beneficio/riesgo compartido.
  • Articulación del control del proyecto por parte del propietario con los diseñadores y contratistas clave.
  • Mantenimiento de una responsabilidad limitada entre el propietario y los diseñadores y contratistas clave.
  • Consecución de acuerdos multi-parte o acuerdos entrelazados.

3. Y finalmente del BIM:

BIM es el aspecto catalizador y sistema de integración del proyecto en el IPD. Permite combinar (entre otras cosas) el diseño, la información de fabricación, las instrucciones de montaje y la logística de gestión de proyectos en una base de datos. De esta forma proporciona una plataforma para la colaboración en el diseño y la construcción del proyecto.

Pero, ¿en qué se traduce todo esto exactamente en un proyecto concreto?

Pues en resumidas cuentas, aBACO marca una nueva manera de trabajar basada en una metodología que contribuye de forma decisiva a la optimización del todo el ciclo del proceso de edificación. Un enfoque de gestión de proyectos que integra a todos los agentes que participan en el proyecto: personas, sistemas, empresas y prácticas en un proceso colaborativo que aprovecha y optimiza el conocimiento de todos los participantes para optimizar los resultados del proyecto, reduciendo incertidumbres, desviaciones, residuos, etc. De esta manera se logra maximizar la eficiencia a través de todas las fases del diseño, fabricación y construcción.

Y precisamente en esta innovadora forma de trabajar estará basado el nuevo edificio de oficinas de KÖMMERLING, que se construirá en la localidad madrileña de Camarma de Esteruelas. ¿Te atreves a aceptar el reto de diseñarlo? Si eres arquitecto y compartes las inquietudes en las que se basa el método aBACO, no lo dudes y únete al RETO ÖK para ayudarnos a crear un edificio de alta eficiencia que será, sin duda, una referencia en el sector. Porque tal y como señaló el arquitecto Mies van der Rohe “Quien vive en el pasado, no puede avanzar”.bir aquí...